10 habilidades que debes de tener para convertirte en un trotamundos

Profile PictureFlag
Sebastian Spagnolo
28 luglio 2017
1285
4 minuti
Muchos encuentran pasión en el futbol, en los libros, en una taza de café… otros la encontramos en la aventura. Viajar es una de las mejores cosas que te puede pasar, emocionalmente te rehabilita y espiritualmente te nutre. Irte lejos y dejar todo, como lo hacen en las películas, puede ser la mejor decisión que vas a tomar en tu vida y absolutamente TODOS deben hacerlo aunque sea una vez en su vida.

Ya sea porque decidiste tomar un avión y aventurarte en San Francisco o iniciar un nuevo capítulo de tu vida en Siberia, viajar y aventurarse requiere de ciertos skills que se ganan en el camino, pero para qué esperar a que la vida te dé lecciones si puedes aprender algo antes de iniciar tu viaje.

1. Viaja ligero


¡Prohibido empacar de más!, olvídate de llevar 5 pares de zapatos, 2 vestidos casuales y uno de fiesta, 3 pares de jeans, todos del mismo color, blusas con y sin mangas… aprende a empacar de manera inteligente y haz outfits, elige ropa extremadamente cómoda y los tenis que no te han fallado.

Vas de aventura, a conocer y experimentar, no hay tiempo para ser superficial cuando hay tanto por conocer. Si consigues ser un empacador experto: ¡Felicidades! Lo más seguro es que puedas llevar tu maleta en cabina, ahorrándote posibles cobros extras, la espera al aterrizar o peor, que la pierdan. Créeme que tu yo del futuro lo agradecerá terriblemente.

2. Living la vida cheaply


La clave de un gran viaje es saber administrar tu dinero. Aprende a darte presupuestos por día y no gastes de más, aprende a decirte ¡No! Cuando quieras gastar más de lo debido en una tonta postal de 5 Euros, gasta lo necesario.

Si te hospedas en un Airbnb trata de hacer dos comidas al día en casa, compra fruta, yogur o pan para desayunar, te aseguro que la experiencia de ir a un supermercado o farmers market es increíble y te hará sentir como todo un local, además de que te saldrá más barato que comer fuera todo el tiempo. No hagas del dinero un problema y disfruta el viaje.

3. Aprende el valor del dinero


Aprende el valor de la moneda local en comparación a tu moneda, porque no es lo mismo comprar una cerveza de 5 dólares a darte cuenta que en realidad gastaste $95 pesos mexicanos en ella. Saber los equivalentes te hará más inteligente al momento de gastar dinero cuando sales de fiesta o a turistear.


4. DIY: haz tus propios souvenirs


Piensa dos veces antes de comprar un souvenir, no se trata de abstenerse, se trata de no comprar cosas innecesarias que harán más espacio en tu maleta o que terminarán olvidadas en el cajón de los tiliches como ese llavero de Acapulco; si realmente quieres la clásica playera de "I LOVE NY" cómprala.

Hay muchas maneras de crear recuerdos más simbólicos y personales, toma muchas fotos y crea tus propias postales. Siéntate en un café y dibuja lo que está a tu alrededor, escribe un poema, guarda el ticket del bus y hasta el portavasos que te dieron en el bar; este tipo de detalles, por más tontos que parezcan, te darán más satisfacción que algo comprado y cada vez que los veas te recordarán ese preciso momento de tu vida.

5. Prepárate para comer de TODO


Para nosotros los mexicanos el comer platillos exóticos no es problema, si ya hemos comido tacos de chapulín y gusanos con mezcal nada nos asusta. Pero para muchas personas puede ser angustiante la hora de la comida, ya sea por la calidad de los ingredientes, la preparación o por los sazones tan distintos, muchos se abstienen a probar la gastronomía de otros países, lo cual es una completa LOCURA, no hay nada mejor que conocer la cultura de un país a través de la comida. Atrévete a comer curry con vegetales y tofu, pasta casera con tinta de calamar, pho, ramen y por qué no, un alacrán.

6. Adiós a estar conectado 24/7


Así como lo leíste, tu codependencia a las redes sociales terminará una vez que estés on the road en muchos países (sobre todo europeos) dejarás de tener servicio de datos, a menos que quieras gastar un millón de dólares, sólo podrás conectarte cuando tengas WiFi. ¡Alégrate! Es la única manera en que podrás concentrarte en el destino que visitas completamente, deja de observar qué hacen los demás y comienza a vivir. Ya tendrás tiempo en la noche de subir fotos a Instagram o de responder tus Whatsapp.

7. Sé tu propio doctor


Si es posible carga con tu propio botiquín con ibuprofeno, aspirinas y band aids para emergencias leves. Conoce tu cuerpo y aprende a diferenciar entre una indigestión a un dolor abdominal más grave, lo último que quieres es pasar tu viaje en un hospital o pagando mucho dinero por una consulta médica. Aprende a sanar esa ampolla tan dolorosa con agua oxigenada antes de correr a emergencias llorando. Survival skills, ¡tú puedes!

8. Cancela el ser delicado


Si no estás dispuesto a dormir en el sillón de un amigo, ir al baño en lugares públicos y tomar transporte público todos los días, viajar no es para ti. Tu zona de confort te está alejando de vivir muchas experiencias sólo por ser picky, toma la mejor actitud y enfrenta todas esas cosas que te pueden detener, te juro cambiarán tu vida.

9. Aprende el idioma local


Es muy bien visto entre los locales, que cuando un turista se acerca a ellos intente hablar en su idioma. Aprender francés, inglés o italiano en un nivel básico o avanzado y saber frases o palabras claves harán que tu viaje sea 99% más sencillo. La comunicación es la clave de un buen viaje, no tengas miedo a preguntar direcciones, a pedir de comer, ¡inclusive a hacer nuevos amigos! Que el idioma no sea una barrera para que pases el mejor tiempo de tu vida.

10. Sé Open minded


Recuerda que tú eres el visitante, lleva la mejor disposición de aprender de otras culturas, sobre todo de aceptarlas y no criticarlas, lo que para ti puede parecer extraño para ellos es totalmente normal. No critiques la gastronomía, costumbres, tradiciones, ni religiones; sé respetuoso y disfruta de lo bonito que es vivir en un mundo tan diverso. Aprender de otras culturas alimenta a tu espíritu, jamás volverás a casa siendo la misma persona.

De qué sirve viajar y crecer personalmente si no es para compartirlo con otros viajeros. Tomar la decisión de emprender una nueva aventura requiere mucha valentía y coraje, no dejes que tus miedos te lo impidan, ahora ya sabes un poco de lo que debes hacer antes de viajar y ya estás preparado para el reto. En el camino tú desarrollarás tus propios skills y experiencias que te harán todo un experto.