Cómo hacer amigos mientras viajas solo

Profile PictureFlag
Sebastian Spagnolo
10 dicembre 2017
327
2 minuti
Hay tantas personas queriendo viajar alrededor del mundo, pero son tan pocas las que verdaderamente lo están haciendo. Y una de las excusas más comunes que se escuchan, es que nadie quiere viajar solo.

Esto es casi imposible de digerir porque precisamente esa excusa ha sido lo que más se disfruta al estar viajando. ¿Irónico, no? Esta es la manera más efectiva para conocer nuevas personas, para desarrollar buenas relaciones y crear lazos fuertes con personas de todas partes del mundo.

Y existen tantas maneras de hacerlo.

1. Ser abierto

Primero que nada, tienes que estar abierto a experimentar nuevas cosas y dejar de ponerle atención a esa zona de confort donde a medida que pasa el tiempo, va dominando más tu vida. Acepta si alguien te está invitando a ir a tomar un café, a visitar un nuevo museo, o incluso, ve a lugares a los que nunca te hubieras imaginado ir. Ser abierto, significa darle la oportunidad a alguien más para ayudarte a expandir tus horizontes y acumular nuevas perspectivas de vida.

2. No caigas en el juego de juzgar

Una regla importante que todo saben, pero que no muchos ponen en práctica: no juzgar. Hay una frase que dice que nunca debes de juzgar a una persona sin antes conocerla. Y piénsalo, ¿cuántas veces no has pensado mal de una persona y cuando los conoces, son totalmente todo lo contrario a eso? No dejes que las apariencias interfieran con tus pensamientos. Quizá, ese nuevo amigo/a este interesado en los mismos temas que tú, o quizá puedan enseñarte cosas que nunca hubieras imaginado o cosas que siempre has querido hacer. No te frenes.

3. Cada interacción social puede ser una nueva oportunidad para hacer nuevos amigos


Cuando estás viajando solo, trata de que cada interacción social, desde preguntarle a alguien una dirección hasta preguntar cuál es el mejor lugar para comer, sea una oportunidad de extender tu interacción con un poco más de conversación (posiblemente tendrás un nuevo amigo). No se trata de cortar la plática y decir lo mínimo al momento de interactuar con alguien más, sino todo lo contrario.

4. Demuestra interés


Que tu interés se note. Hazles saber que realmente quieres aprender sobre su cultura y su forma de vida. Una buena idea sería esforzarte por aprender el idioma antes o durante tu viaje. Esto te permitirá conectar con las personas locales, y les nacerá más ayudarte, y, de nuevo, terminar haciendo un amigo más.

5. Conviértete en voluntario


Esta es una excelente herramienta para conocer nuevas personas mientras viajas solo. De hecho, no solo para eso, realmente puedes tener un montón de beneficios cuando estás en un voluntariado. Vivirás y experimentarás la forma de vida de los locales y sus actividades día a día. Probarás nueva comida, nuevas actividades, eventos sociales... y todo esto incluye estar rodeada siempre de muchas personas.

6. Contar con una buena actitud


No olvides ser positivo y agradable siempre. Si por ejemplo, ya tenías tus planes hechos para ir a la montaña en los próximos días, tal vez puedes cambiarlos y moverlos a cambio de otro plan con alguien más. Cambia tu forma de pensar mientras estás viajando y terminarás descubriendo infinitas oportunidades.

Al final, todos quieren obtener y esparcir esa felicidad mientras viajan. Y la mejor manera de hacerlo es compartiéndola con alguien más; aunque ellos sean nuevos en tu vidas, o la forma en que piensan sea completamente diferente a la tuya, o incluso aunque no compartan la misma religión. Aún sabiendo que solamente estarás con ellos unos días, o unas horas, o que nunca más los volverás a ver. Se trata de conseguir esa conexión que siempre estás anhelando.