Visita las 5 maravillas de Gran Bretaña

Profile PictureFlag
Sebastian Spagnolo
6 ottobre 2017
559
3 minuti

Gran Bretaña no solo es la isla más grande de Europa y la tercera más poblada del mundo, es un país culturalmente rico, con gran afición hacia los deportes, estrictos con los buenos modales y maestros cuando se trata de música. Esta nación ofrece un mundo de atracciones para visitar, una amplia gastronomía que degustar, y tradiciones propias de la comunidad que vivir.

Ya sea que vayas a viajar a Gran Bretaña para trabajar, practicar inglés o de vacaciones, tienes que incluir en tu lista de deseos las siguientes 5 maravillas naturales de esta isla; paisajes impresionantes, erosiones impactantes y costas jurásicas te esperan para recorrerlas.

1. Calzada del Gigante. Antrim, Irlanda del Norte


A lo largo de la costa de Antrim, en Irlanda del Norte, encontrarás una formación rocosa que brota del mar, de aproximadamente 40,000 enormes columnas, excepcionalmente regulares, de basalto negro. La leyenda dice que dicha calzada fue creada por las manos del gigante irlandés, quien quería cruzar el mar de Irlanda para luchar con Benandonner, su rival escocés; la realidad es que estas formaciones son el resultado de una erupción volcánica de hace 60 millones de años, un legado épico de lava que ha sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Consulta mayor información de recorridos y precios.

2. The Needles. Isla de Wight, Inglaterra


Estas pilas de caliza de creta (material usado para la tiza) se alzan del mar frente al occidente de la Isla de Wight, y han sido separadas de la costa por años de erosión hacia un faro construido en la época victoriana para proteger a Gran Bretaña de posibles ataques. Tal vez pensarías que reciben su nombre "needles" por sus bordes afilados, la realidad es, que en 1759 se conocía de la existencia de una cuarta formación de creta con la apariencia de una aguja, llamada "La Mujer de Lot"; esta se derrumbó en 1764, pero el nombre se conservó hasta la fecha. Organiza y cotiza un recorrido a esta maravilla natural.

3. Costa Jurásica. Dorset y este de Devon, Inglaterra


La Costa Jurásica, litoral de impresionantes 153 kilómetros, fue la primer maravilla reconocida como Patrimonio de la Humanidad Natural por la UNESCO, pues con sus 185 millones de años de historia, nos remonta en épocas como el Triásico, el Jurásico y el Cretáceo. Dentro de esta gran bahía, existen cuatro alucinantes accidentes geográficos: Lulworth Cove, Durdle Door Chesil Beach, y la isla de Portland; estos últimos 2 están unidos por un camino de arena. Pero, sin duda, el arco de piedra caliza ubicado en Durdle Door es la imagen más impactante que podrás retratar en tu mente. Obtén mayor información de esta playa.

4. Garganta de Cheddar. Somerset, Inglaterra


Las colinas del condado de Somerset han sido un gran atractivo turístico, pues las cuevas que millones de años atrás se crearon por la acción del agua ofrecen un espectáculo único a las personas que las visitan. Este es el más grande desfiladero británico que alberga un río subterráneo y varias cavernas con una exposición única de formaciones rocosas, en donde se encontraron los restos humanos más antiguos de Gran Bretaña, conocidos como "El hombre de Cheddar". Esta maravilla es ideal para practicar el senderismo y la escalada de rocas, con el beneficio de poder observar paisajes que te quitarán el aliento. Consigue más información de las actividades a realizar en este pueblo.

5. Brimham Rocks. Norte de Yorkshire, Inglaterra


Esta colección de rocas equilibradas se encuentra en el pueblo de Summerbridge, al norte de Yorkshire. Su formación y estabilización se creó por años de erosiones de agua, glaciares y vientos, moldeando figuras asombrosas en las rocas; parecía tan impactante el equilibrio y las formas de estas mismas, que en algún momento se llegó a creer que habían sido talladas por los druidas. Dependiendo de la perspectiva y claro, imaginación, podrás descifrar la razón por la que algunas de estas piedras tienen ciertos nombres, como el perro guardián, el camello o el oso bailarín. Anímate a vivir la experiencia de esta atracción.

Estas son las mejores cinco maravillas que puedes visitar cuando viajes a Gran Bretaña, pero no son las únicas. Esta isla cuenta con una gran variedad y diversidad de atracciones naturales que puedes conocer y sin duda alguna, te asombrarán. Algunos de estos recorridos son rutas pagadas, es recomendable te informes referente a precios, transporte y reglamentos de cada lugar.

Articoli che potrebbero interessarti